En nuestro centro psicológico en Carabanche, Madrid te ofrecemos apoyo emocional. El miedo es un sentimiento muy humano. Sin embargo, existe una diferencia importante entre el temor y la angustia. El miedo tiene una causa lógica que lo produce. De este modo, cuando lo sufres, puedes establecer una relación de causa y efecto entre el acontecimiento exterior que te genera cierta inquietud y tu estado de ánimo.

En nuestro centro psicológico en Carabanchel, Madrid, ofrecemos técnicas terapéuticas para superar este malestar, que puede presentarse no solo en la etapa adulta, sino también en la adolescencia. Por ejemplo, el nerviosismo previo en un examen y temor a no aprobar una asignatura difícil desaparece cuando ya ha pasado la prueba. Por su parte, la angustia es diferente al miedo, ya que, cuando una persona sufre ansiedad, experimenta una sensación de irrealidad. Precisamente, la angustia suele conectar con la preocupación excesiva sin un motivo aparente.   

La persona se siente desbordada por la intensidad de los pensamientos que conectan con la idea de una posible amenaza o un peligro. Los miedos imaginarios, como temores irracionales, son los que mayor sufrimiento producen en una situación de este tipo. 

¿Cuáles son los síntomas de la angustia? Presta atención a los siguientes: nerviosismo excesivo, ansiedad frecuente, sensación de falta de aire al respirar, náuseas e, incluso, mareos. La angustia en grado intenso es la consecuencia de haber soportado física y mentalmente el malestar de la ansiedad durante un largo periodo de tiempo. Los efectos de este malestar psíquico afectan al cuerpo como consecuencias de la somatización.  

En Grupo de Psicología Médica y Psicosomática te ofrecemos atención personalizada. A través de un tratamiento terapéutico ofrecemos recursos de ayuda para que puedas incrementar tu resiliencia personal, tomar el control de tu vida y ser feliz viviendo centrado en el presente, sin angustias de futuro.