A lo largo de los casi tres años que llevamos publicando artículos en este blog hemos hablado de algunos de los trastornos más comunes y frecuentes que tratamos en nuestra clínica psicológica de Carabanchel, Madrid, y también de los diferentes tipos de fobias que presentan algunos pacientes. En esta ocasión queríamos hablar de la fobia social, un miedo intenso que sufren algunas personas ante cualquier situación que les obligue a relacionarse con otras personas. En muchas ocasiones la fobia social no es sino un síntoma de alguna otra patología como puede ser, por ejemplo, la esquizofrenia.

La esquizofrenia es una enfermedad de carácter crónico caracterizada por un conjunto de síntomas de amplia variedad. Clasificamos esos síntomas como positivos y negativos, pero con estos nombres no queremos decir que influyan positiva o negativamente en la vida del paciente. Positivo se refiere a situaciones que se incorporan a la vida del paciente y negativo a las que desaparecen de ella.

Uno de estos síntomas más comunes en los pacientes que acuden a nuestra clínica psicológica de Carabanchel, Madrid, con un cuadro esquizoide es el de rechazar todo actividad que implique relación con otras personas por lo que, en algunas ocasiones puede llegar a confundirse con un caso de fobia social.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, el número de pacientes de esquizofrenia en España supera la cifra de 300.000 personas. Personas que tienen dificultades para la estructuración del pensamiento y que presentan, según el estado de la enfermedad, un control muy deficiente de sus propias emociones y una capacidad muy limitada para la toma de decisiones.

En el Grupo de Psicología Médica y Psicosomática somos conscientes de que hablamos de una enfermedad de tratamiento muy complejo que requiere de la asistencia coordinada de diferentes especialistas.